aaaaarte

Array ( [page] => 0 [year] => 2008 [monthnum] => 12 [name] => 247 [category_name] => agenda/noperder [error] => [m] => [p] => 0 [post_parent] => [subpost] => [subpost_id] => [attachment] => [attachment_id] => 0 [static] => [pagename] => [page_id] => 0 [second] => [minute] => [hour] => [day] => 0 [w] => 0 [tag] => [cat] => [tag_id] => [author] => [author_name] => [feed] => [tb] => [paged] => 0 [meta_key] => [meta_value] => [preview] => [s] => [sentence] => [title] => [fields] => [menu_order] => [embed] => [category__in] => Array ( ) [category__not_in] => Array ( ) [category__and] => Array ( ) [post__in] => Array ( ) [post__not_in] => Array ( ) [post_name__in] => Array ( ) [tag__in] => Array ( ) [tag__not_in] => Array ( ) [tag__and] => Array ( ) [tag_slug__in] => Array ( ) [tag_slug__and] => Array ( ) [post_parent__in] => Array ( ) [post_parent__not_in] => Array ( ) [author__in] => Array ( ) [author__not_in] => Array ( ) [ignore_sticky_posts] => [suppress_filters] => [cache_results] => 1 [update_post_term_cache] => 1 [lazy_load_term_meta] => 1 [update_post_meta_cache] => 1 [post_type] => [posts_per_page] => 420 [nopaging] => [comments_per_page] => 50 [no_found_rows] => [order] => DESC )
  • aaaaarte en Twitter
Jueves, 14.12.2017


Tapices de arena

Por admin | 14.12.2008

Texto facilitado por la Galería

JUAN CORREA

La exposición consta de más de una veintena de pinturas recientes de Correa con una gran variedad de formatos y viene a mostrarnos su total dominio de la técnica.

Como indica José María Parreño en el texto introductorio del catálogo: “Es un trabajo (…) riguroso y la riqueza que resulta de él es el resultado de conocer técnicas pretéritas, que ha explorado cuidadosamente para lograr apariencias determinadas (la de la pintura al fresco, mezclando acrílico y polvo de mármol) o para saber exactamente cómo puede arrancar capas de pigmento hasta dejar la fresca herida de la tela al descubierto”.

De apariencia abstracta, en su personal universo pictórico de sombras y exaltado color, aparecen cuidadas referencias figurativas como elementos de la pintura naturalista y caligrafía orientales como si de una abstracción paisajista de lo sublime se tratara.

El hilo conductor de sus obras se despliega desde el arte de la Antigüedad hasta el contemporáneo, su personal estilo pictórico de superposición de capas puede entenderse como una metáfora de ese paso del tiempo, como la labor de un arqueólogo actual que va descubriendo en cada capa de un terreno diferentes elementos que le sirven para indagar en el pasado.

Parreño recuerda las anteriores muestras del artista en otras galerías: “Hace más de una década, en su exposición de 1995, parecía claro que se trataba de paisajes, de bosques hermosísimos cuya materia pictórica estaba deteriorada por el tiempo y la luz. En la exposición del 2000 se vislumbraban con nitidez perfiles y sombras de objetos cotidianos, y vastas arquitecturas. Los planos de color eran asimismo más amplios y uniformes, y su luminosidad amenazaba con liquidar las sombras de la escena. En la muestra de 2005 éstas se habían desleído hasta dejar el cuadro convertido en una mancha borrosa, los perfiles asomaban tenuemente y los tonos parecían haber ganado definitivamente la partida a los contrastes”.

En palabras de Parreño, en esta obra reciente de Correa “ha acaecido una estación llena de luz y color, en la que tienen igual peso lo interrumpido y lo que lo interrumpe. Otra novedad es que la muestra abarca distintas series. Podríamos agrupar en una de ellas los cuadros más despintados, en los que un craquelado geológico evoca morrenas glaciares o el suelo del otoño. Planos que constan de infinitos fragmentos de color y de lienzo, en los que no sabemos si la naturaleza imita al expresionismo abstracto o sucede al revés. Otro grupo es el que podríamos denominar de jardines de musgo, en los cuales se repiten formaciones de masas verdes y jugosas, casi escultóricas, entre las que podemos ver la taracea de gemas multicolores. Finalmente están los cuadros de mayores dimensiones, los más atmosféricos, cuyo equilibrio y potencia les confieren un aire de clasicismo tropical. En estos últimos aparecen algunos elementos hasta ahora inéditos: fragmentos de cuerpos mitológicos, perspectivas renacentistas, perfiles punteados (esa técnica clásica con la que se trasladaba un dibujo preparatorio al soporte final). Se trata pues de una exposición cuya riqueza abre la evolución del pintor hacia diversas bifurcaciones”.


Comenta